En el Instituto de Biología Molecular y Celular (CONICET) que funciona en la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario, un grupo de investigadores se encuentra trabajando en la epidemiología molecular de las infecciones por Papilomas Virus Humanos (HPV). La investigadora y Jefa de Grupo Virología Humana, Adriana Giri, explica el proceso científico que realizan y cómo se detecta y previene el virus. Por su parte, el investigador y docente del Área Virología de FCM, Diego Chouy, detalla cuáles son las tecnologías nacionales que desarrollan en el Instituto para su detección.

La tarea que este grupo de investigación lleva a cabo, integrando entre ellos a tres becarios posdoctorales, consiste en buscar la presencia de virus y tipificarlos. “Esto nos permite rastrear la población viral que circula en un dado grupo de individuos”, especifica la investigadora independiente del Instituto de Biología Molecular y Celular del CONICET, Adriana Giri. En el laboratorio, además de la detección de virus mucosos (es decir, asociados al desarrollo de cáncer de útero), también se ocupan de caracterizar las infecciones por HPV en piel. Todo esto, desarrollando las propias metodologías.

 

“Los virus de HPV, en general, circulan en elevado número, por eso es necesario desarrollar herramientas muy sensibles y de amplio espectro de detección”, afirma Adriana, y enumera algunas características del HPV:

 

  • Es un virus epiteliotrópico: infecta tanto a epitelios mucosos como a epitelios cutáneos.

  • Es la infección de transmisión sexual más prevalente en el mundo.

  • Es un virus oncogénico: puede generar cáncer.

  • Actualmente, existen más de 200 virus caracterizados. Aquellos tipos que están asociados a la infección de mucosa, relacionados con el desarrollo de cáncer cervical en mujeres, son alrededor de 30, de los cuales 15 son de alto riesgo oncogénico.

 

En el año 2011, el Ministerio de Salud de la Nación incorporó la implementación de la vacuna contra el HPV, en niñas de once años, dentro del Calendario Nacional de Vacunación. Si bien los virus por HPV son más riesgosos en mujeres por su característica oncogénica, los varones no están exentos de adquirir la infección. Es más: son los grandes transmisores de la misma. Teniendo en cuenta esto, a partir del año 2017 se empezó a vacunar a los varones a la misma edad de once años. Se utiliza esta edad porque la vacuna es preventiva y la mayor efectividad se logra cuando quienes se la colocan todavía no han tenido relaciones sexuales.

 

Adriana Giri aclara: “Si bien disponemos de la vacuna para prevenir estas infecciones, es necesario continuar con la visita ginecológica y los controles regulares, ya que, como dijimos, hay varios tipos oncogénicos”. Y concluye: “Los datos epidemiológicos, y los datos de aplicación de la vacuna a nivel internacional, muestran que están descendiendo paulatinamente la incidencia de casos de neoplasias de alto grado asociadas a este virus”.

 

Dentro del Instituto de Biología Molecular de Rosario se están produciendo kits que se tratarían de la primera herramienta de producción nacional para la detección de HPV. Mirá cómo lo detalla el investigador y docente del Área Virología de FCM, Diego Chouy.

 

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »